Cómo te mantienes entrenando


No hay que ser un genio estadístico para darse cuenta de que la gran mayoría de las personas que comienzan con el ejercicio lo abandonan antes de incorporarlo como un hábito. Y ni hablar de aquellos que solo le dan la oportunidad durante una semana y como no perdieron cinco kilos o no son culturistas ya no vuelven al gimnasio el lunes siguiente.

Todos tenemos trabajos, compromisos familiares y actividades de todo tipo y así y todo todos tenemos que ocuparnos por nuestra salud y el bienestar de nuestro cuerpo. Así que para hacer algo que de todas formas tenemos que hacer te quiero dejar estas estrategias para sobreponerte a problemas de tiempo, acelerar tu progreso y entretenerte y simplificar tu rutina en el medio.

Tres días de ejercicio a la semana es un buen número al que apuntar

Tres buenas sesiones de lunes a viernes que sean bastante intensas pueden darte beneficios impresionantes, literalmente. Si nunca entrenaste no es razonable que comiences a entrenar todos los días, a pesar de que sería bueno que lo hagas. Pero lo bueno es que no es necesario tanto compromiso para mantenerte entrenando. Con que empieces con tres días de entrenamiento y te mantengas haciendo eso está más que bien, y ni hablar si hace mucho que no entrenas.

A los tres días de ejercicio, hacer algo más un día del fin de semana puede ayudarte más aún

Pero no lo tomes como un día más, una carga o que tienes que hacer lo mismo que en la semana. Al contrario, agarra la bicicleta y disfruta, ve a la pileta, clases de salsa, fútbol, etc. Para ejemplos diferentes a lo que comunmente haces está el artículo anterior. Lo bueno del ejercicio los fines de semana es que en general hay más tiempo para hacerlo. Pero incluso si quieres incluir uno de esos tres días de la semana el sábado o el domingo está perfecto y continúas haciendo tu entrenamiento de tres días a la semana. Como sea, toma ventaja del fin de semana para mantener tu programa de ejercicios a rajatabla.

Cuida tu rutina de ejercicios

Esto quiere decir: respétala. Para que un hábito arraige hay que hacerlo repetidamente. Entonces, si vas a hacer ejercicio tres días a la semana haz ejercicio tres días a la semana, si vas a hacerlo cuatro entonces ve los cuatro días a hacer lo que sea que tu rutina indica. Si comienzas a dejar de ir a tus sesiones lo que usualmente sucede es que comenzarán los sentimientos de culpa, la idea equivocada que no sirves para el ejercicio o que estás fracasando y de repente estarás otra vez sin hacer nada de ejercicio. Es poco probable que surja algo tan urgente que no te deje hacer la rutina completa, pero si así sucede encuentra al menos diez minutos para hacer unas sentadillas con saltos y unas flexiones de brazos.

Ve por el lado de lo intenso y no de lo largo

Para mi no hay nada más lindo que agarrar la bici y entrenar una hora. Si eres de este grupo continúa entrenando de esta manera. Pero también puedes transpirar como nunca y conseguir un cuerpo increible en solo veinte minutos o media hora de ejercicios en cada sesión. Intervalos, cualquier método HIIT, Fartlek, acortar los tiempos de descanso entre series, son solo algunas de las opciones para convertir tu cuerpo en una máquina de quemar grasas en muy pero muy poco tiempo.

Recent Posts