Hacer ejercicio y comer sano: Mucho más que una batalla para bajar de peso


Cuando empece mi viaje en este mundo del ejercicio sólo quería bajar la panza. Era lo único que me importaba. Pero con el tiempo aprendí a dejar de obsesionarme con los números de la balanza. Entonces me di cuenta que existen muchas otras maneras de registrar el progreso que consigue al comer sano y al hacer ejercicio: pliegues de la piel, amar lo que ves en el espejo, tal vez te das cuenta de que necesitas ropa más pequeña, notas que puedes correr más rápido y por más tiempo, levantar más pesado en el gimnasio. Incluso puedes ganar un poco de peso pero resulta que es tejido magro, por lo que ese aumento de peso se convierte  en algo bueno.

Con el tiempo incorporé en mi vida la idea de tener un cuerpo saludable y comer sano, dándole todos los nutrientes para mantenerlo lo más sano posible y evitar la presión sanguínea alta, colesterol alto, diabetes y cáncer. Entonces, de querer bajar la panza me pasé a hacer ejercicio y a comer saludablemente porque quiero una buena salud y porque respeto mi cuerpo. Y hacerlo me trajo beneficios en otras áreas de mi vida.

Llevar un estilo de vida saludable no es algo que se hace a corto plazo, sino más bien se trata de un compromiso que renovamos a diario.

Basado en mi experiencia durante mi transformación (que también fué un proceso de aprendizaje), estos son algunos de los tantos beneficios que obtuve al llevar un estilo de vida activo . . .

Mis razones para hacer ejercicio y comer sano

– Mejora el humor. Cuando haces ejercicio tu cuerpo libera químicos que hacen que te sientas bien, relajado y orgulloso de que has dado un paso más hacia un cuerpo más sano.

– Mejora la salud en general. Reduces las probabilidades de enfermedades como ataques al corazón, embolias, oseoporosis y presión sanguínea alta.

– Incrementa la masa muscular. La masa muscular es más atractiva que la grasa y ocupa menos espacio en el cuerpo. Otro beneficio de tener más músculo es acelerar tu metabolismo, por lo que quemarás más calorías.

– Mejorará tu desempeño atlético. Tu estado físico mejora y mejora. Y llevar un estilo de vida activo ayuda a mantener un corazón fuerte y sano. Hasta puedes pensar en prepararte para una maraton (42 kms) si te gustan los desafíos.

– Se fortalecen los huesos. La densidad ósea mejora, y si padeces de artritis, el ejercicio alivia los dolores.

– Te sentirás más joven. Definitivamente, mantener un estado físico en forma te hará sentir como que quieres saltar y correr como un niño. Además, beber buenas cantidades de agua e incorporar comidas que combaten el envejecimiento como frutas, verduras y grasas buenas te ayudarán a mantener una piel joven.

– Te mantienes en forma! Puedes tener y disfrutar en todo momento de un peso saludable

– Duermes mejor. El ejercicio es el mejor aliado para conseguir una buena noche de sueño.

– Mejora tu vida sexual. Y no sólo porque te sientes más atractivo, sino que hacer ejercicio y una buena nutrición definitivamente aumentan la potencia y hacen de tus momentos íntimos una experiencia más disfrutable. 😉

– Luchan contra la depresión. Es un hecho conocido que el ejercicio regular reduce el estrés y ayuda a combatir los síntomas de la depresión mejorando tu autoestima. El ejercicio libera endorfinas, lo que activa sensaciones positivas y reducen la percepción del dolor.

– Ayuda a trabajar de manera más eficiente.

– Conoces gente nueva con la que puedes compartir tu nuevo estilo de vida. La cantidad de amigos que he conocido gracias al ejercicio no ha parado de crecer!

– Te hace tener mejores elecciones de alimentos. Comer sano no tiene por qué tener mal gusto, o directamente no tener sabor a nada! De a poco aprenderás qué es sano y qué no lo es, aprenderás a preparar comidas saludables deliciosas, colaciones, aprenderás a leer correctamente las etiquetas de los alimentos, evitar alimentos procesados y en general elegir lo que es mejor para tucuerpo.

Entonces, si después de leer esto sigues pensando que comer sano y hacer ejercicio tiene que ver solamente con una lucha para bajar de peso,realmente necesitas cambiar esa manera de pensar porque es eso lo que hace que mucha gente navegue entre dietas y dietas y perjudique su salud en el proceso. Lo ven como algo a corto plazo. Lo que quiero decir es que no hay nada malo con querer verse bien para el verano, pero también es necesario poder apreciar el panorama completo. Cuando te comprometes a llevar un estilo de vida saludable, cada aspecto de tu vida mejorará. Simplemente recuerda eso.

Fuente: Maritza Rodriguez en Muscle and Strengh

Recent Posts