Tienes que entrenar y punto!


Tengo que confesar que luego de tanto correo, de tanto comentario un tanto absurdo que leo de vez en cuando uno se cansa y dan ganas de pegar unos gritos para que se entienda cómo es la cosa, y cómo funciona esto de cambiar el cuerpo, de ponerse en forma, de ganar músculo o de bajar de peso.

Así que mi intención es ser tan crudo como pueda con este artículo, lo siento, pero vamos a ser directos. Ya me conoces, y sabes que no voy a mentirte, todos mis artículos son así y todos apuntan a lo mismo, que es esto…

… si quieres lograr cambios verdaderos, ambiciosos, notorios tanto de aspecto como de salud, nada que te endulze los oídos o te prometa poco o nada de esfuerzo lo cumplirá.

Esto es así, al momento de cambiar no hay milagros, ni magia, ni nada que sea rápido. No hay atajos, no hay fórmulas ni tampoco hay secretos. Acéptalo, o continúa siendo gordo/a. Y todo aquel que te salga con promesas de lo nuevo a un mínimo esfuerzo lo único que quiere es sacarte tu dinero. Lo mismo aplica a quien te endulza los oídos y te dice lo que quieres oir.

Y esto lo que hace es calar ondo y reforzar la excusa de que los ejercicios son una porquería…

Por ejemplo, quienes no corren piensan que hacerlo es horrible y entonces deciden argumentar que no es necesario hacerlo, que si lo hacen las mujeres le hace mal a los senos ¡incluso que no es saludable! y el resultado adivina cuál es… exactamente el mismo cuerpo, los mismos rollitos, el pésimo estado físico y todo lo demás. Sí, caminar es saludable también, pero me animo a decir que muchos caminan porque es fácil, aún sabiendo que pueden dar más que eso.

Y lo mismo pasa con las pesas. Se sabe y está recontra comprobado que las pesas son buenas para todo el mundo. Exacto, para todo el mundo y cualquiera que sea su objetivo. Pero no, siempre saldrán los detractores, aunque más bien hay que decir quienes opinan sin fundamento alguno … que las pesas son para los musculosos, que te hacen gordo, que no es para las mujeres porque las hace parecer un hombre y muchas muchas cosas más.

Esto es así: el resultado es proporcional a tu esfuerzo. Si tu esfuerzo es modesto entonces no esperes un sixpack. Si solo te ejercitas por periodos cortos a moderada intensidad con el tiempo dejarás los resultados mermarán hasta que no conseguirás ninguno. Así que no te sorprendas cuando esto suceda. Tu, en el fondo de tu ser sabes bien lo que estás haciendo, pero también sabes lo que NO estás haciendo. Si de las dos horas que estás en el gimnasio, una y media estuviste socializando entonces ya sabes tus resultados.

Si, le agregarás años a tu vida y sí, tienes beneficios de salud mejores que los que no hacen nada de nada. No estoy descontando los beneficios de salud del ejercicio regular y moderado porque hacer algo siempre es mejor que no hacer nada. En algún momento hay que comenzar y si ese es tu caso y apestas con el ejercicio ten paciencia y constancia, con el tiempo mejorarás. Pero si resulta que lo que consigues es un leve resultado a cambio de lo que haces entonces hay que hacer algo ¿no?

Y ése algo es darle duro, ese algo es poner esfuerzo en lo que haces. Porque al menos en lo que respecta al ejercicio mientras más duro le des, más grandes serán los beneficios y los resultados vendrán más rápido (siempre que también incluyas en la rutina el factor descanso).

Desde el punto de vista de la pérdida de peso quemarás cantidades descomunales de calorías.

Desde el punto de vista del estado físico conseguirás uno im-pre-sio-nan-te.

Desde el punto de vista de un cuerpo atlético tendrás un desempeño impresionante cualquiera que sea el deporte en que te desempeñes.

Todo es bueno para tu cuerpo si le das duro. Perdón pero no tengo otro término. Tienes que darle duro al ejercicio, no hay nada que refleje mejor este término. Hay que darle duro.

El ejercicio te mantiene delgado y sano, y continuará haciéndolo. Al principio tu cuerpo te dirá como que no puede hacerlo y lo que tienes que hacer es no hacerle caso. Chequea todo con un médico pero después que te de el ok ¿adivina qué tienes que hacer? ¡darle duro! No creas que no puedes porque sí puedes. Así que haz ejercicio hasta que tu cuerpo de verdad te diga que no puede (piensa en «no puede» cuando ya no puedas levantarte de la cama o tener 115 años, ¡y eso!)

Así que esta es la verdad, hay que romperse, hay que matarse entrenando si quieres esos abdominales, o ese cuerpo esbelto, o esos músculos de animal. Y ya deja de buscar en foros y comprarte infinidad de libros que probaste una semana para decir que no funcionan. REPITO: dale duro al ejercicio y tu cuerpo no le quedará otra que cambiar.

Espero tus comentarios

Recent Posts