Una taza de Kiwi


El kiwi, esa pequeña fruta de piel marrón y semillas negras es uno de los mejores alimentos que puedes introducir en tu dieta todo el año. Puedes comerla con o sin piel y aunque para muchos la piel les parece extraña es una gran manera de obtener más vitaminas y fibra.

Una taza de kiwi sin piel contiene alrededor de 100 calorías de las cuales 26 gramos son de carbohidratos y de 5 a 6 gramos son de fibra. Una taza de kiwi te dará el 20% de la cantidad de fibra que necesitas cada día, de hecho es una de las frutas que más fibras te dará. Esa misma tasa contiene menos de un gramo de grasa y dos gramos de proteína. Las proteínas de todos los vegetales no son proteínas completas y las del kiwi no son la excepción, pero para hacer una colación más completa con esta fruta puedes probar añadiendo un poco de yogurt natural o yogurt griego.

El kiwi es fantástico para los deportistas ya que como todas las frutas contiene mucho potasio. El potasio es esencial para el correcto equilibrio de fluidos en el cuerpo y el correcto funcionamiento de las células, las contracciones musculares y la respuesta de nuestro sistema nervioso. En este sentido, una taza de kiwi te dará cerca del 30% del potasio que necesitas a diario. Pero además obtendrás cerca del 25% de las cantidades de cobre que tu cuerpo necesita y un 8% de las dosis diarias recomendadas de manganeso.

Hablando en términos de vitaminas, esa mínima, minúscula y a primera vista insignificante taza de kiwi de todos los días contiene el increíble 200% de la cantidad recomendada diariamente de vitamina C. Eso es el doble de una naranja. La vitamina C ayuda a crear en el cuerpo una proteína para el tejido conectivo, también ayuda a crear neurotransmisores esenciales para un apropiado funcionamiento cerebral y luego lo más conocido, que es mejorar nuestro sistema inmune. De la misma taza también obtendrás altas dosis de vitamina E (cerca del 20% de las dosis diarias recomendadas), y vitamina K (el 60% de lo que tu cuerpo necesita cada día)

Por todo lo dicho, algo que parece sin importancia al principio puede tener beneficios increíbles en tu cuerpo. Todo lo que tienes que hacer es picar un poco de kiwi y hacerte el hábito de comer una taza de esta maravillosa fruta cada día. Nuevamente, comer sano es tan simple que te sorprenderías. Una de las maneras de hacerlo es con esta nueva incorporación: el delicioso kiwi.

Recent Posts