Varias maneras de quemar 500 calorías cada día


Lo básico sobre bajar de peso es reducir la cantidad de calorías, eso es el eje sobre el que gira la pérdida de peso. Pero cúantas calorías bajar, esa es otra cuestión, si bajas mucho esa cantidad pones a tu cuerpo en modo de defensa y tu organismo acumula las grasas en vez de eliminarlas. Por el contrario si bajas poco tu adelgazamiento te llevará mucho tiempo. Un número a tener en cuenta para adelgazar es reducir un total de 500 calorías cada día para andar alrededor del medio kilo a un kilo de pérdida de peso cada semana. Esto se hace principalmente de dos maneras, con la comida y con el ejercicio. Así que para ello hemos preparado para ti todas estas maneras de que logres reducir esas 500 calorías cada día…

– Descansa menos. Las personas más delgadas son más activas, y tu puedes quemar más calorías en el día haciendo lo mismo. Todo lo que tienes que hacer es menos descanso. Caminar más, levantarte más en la oficina, incluso hasta pararte entre pausas en tus programas de tv favoritos.

– No comas en frente de la televisión. Se han hecho investigaciones al respecto de que puedes ponerte encima unas 300 calorías de más por comer sentado frente de la tele. Cambia eso por comer a conciencia en la mesa, cuidando el tamaño de tus porciones y al final de cada comida ve a dar una vuelta a la manzana.

– Más ensaladas con menos aderezos. Las ensaladas son súper saludables, bajas en calorías y altamente llenadoras. No arruines todo eso con una mega cucharada de mayonesa ni un interminable chorro de aceite porque te metes el doble o el triple de calorías que si comieras unas papas fritas. En cambio prueba de comer una ensalada con limón, o pimienta, o un poco de ají y algunas semillas para darle más gusto. Otra opción es comer una ensalada de estas antes de todas las comidas. Automáticamente comerás menos y reducirás tus calorías.

– Platos más pequeños. Esta es la manera más fácil de ahorrarte 500 calorías cada día. Simplemente utiliza un plato de menor tamaño y obviamente no repitas.

– Un poco de contención a tus snacks. Las papas fritas son una tentación enorme para muchos, o los chocolates o las galletitas. La cuestión es que si no puedes dejar de comer esa clase de snacks lo mejor que puedes hacer es no comerlos directamente de la bolsa porque es muy fácil no parar hasta que no tienen final. En cambio si te limitas a un puñado que te sirvas en un platito la historia es diferente. Y si puedes reducir esas colaciones y aumentar más las de frutas fácilmente puedes eliminar esas 500 calorías.

– Menos jugos y más agua. Todos los jugos contienen calorías y si son manufacturados (no hechos en casa) están repletos de azucar, tanto como las gaseosas y las bebidas deportivas. No necesitas esas calorías, de hecho de allí provienen muchos de los kilos que no sabemos cómo nos pusimos encima. Nuestra recomendación con los líquidos permanece, bebe agua, agua con limón, té verde y no te salgas de eso.

– Ojo con las pastas. Hay en general una gran confusión con el tamaño de las porciones pero con las pastas se pone en evidencia. Una porción de pastas es una taza, no un mega plato repleto de salsa y desbordando. Las pastas contienen muchas calorías que si no se queman van directo a acumularse como grasas. Puedes comerlas, pero cuidando la cantidad.

– Más actividad física. Tarde o temprano, si todo lo que haces es reducir la cantidad de comida que comes tu cuerpo se acostumbrará y dejarás de conseguir resultados. Por lo tanto es imprescindible que en la ecuación incorpores alguna forma de ejercicio físico para todos los días. Puede ser algo tan simple como caminar o saltar la soga, o salir a correr, o practicar algún deporte que te guste, o ir al gimansio a hacer aeróbics o pesas, natación, o una combinación de varios de los arriba. Puedes comprarte una bicicleta fija y ponerla en frente del televisor, en fin, las opciones son variadas y para todos los gustos, Hay opciones intensas y otras más tranquilas que hacen el trabajo muy bien, solo se requiere constancia y compromiso para que luego de un par de semanas se vuelvan un hábito.

El combo ejercicio buena alimentación es por lejos la mejor manera de quemar calorías y adelgazar. Aprende, busca la manera de combinar ambos de la mejor forma posible en tus días y tu peso será diferente. No hay secretos, no es una ciencia para unos pocos, comer sano y ejercitarte es todo lo que tienes que hacer. Hazlo y notarás la diferencia.

Y si quieres comenzar con un plan detallado paso a paso en el que se te diga todo lo que tienes que hacer cada día en el enlace de abajo encontrarás la manera de lograrlo en un mes…

HAZ CLIC AQUI

Recent Posts